La importancia de la coparentalidad tras la separación

“Los Estados Partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular” (Convención sobre los Derechos del Niño, Art. 9.3).

Una de las principales funciones de los padres respecto a sus hijos es ayudarles en su desarrollo psíquico, esto es, motivaciones, deseos, creencias, objetivos… Cuando los padres se separan muchas veces pierden de vista este objetivo tan necesario para el niño pueda convertirse en adulto autónomo, seguro e independiente.

Inicialmente cuando los padres se separan, desean lo mejor para sus hijos… sin embargo a veces su decisión les causa un gran perjuicio dado el “coctel” de emociones que implica el proceso, sin estos ser conscientes que a la vez que dejan de ser pareja también dejan de ser padres, ahí la importancia en reconocer que tienen o existe un problema en su estructura familiar , que necesitan ayuda especializada que les oriente y ayude en la nueva reorganización que se genera tanto a nivel emocional como familiar.

Una coparentalidad responsable implica saber PRESERVAR EL VÍNCULO AFECTIVO respecto a ambos padres puesto que ello proporcionará al niño la estabilidad y seguridad tan necesaria para su desarrollo integral; la ruptura de dicho vínculo aporta consecuencias graves tanto en la etapa de la infancia como en la adolescencia.

A continuación quiero compartir con vosotros un power sobre una charla que realicé hace unos meses, junto con un compañero abogado, que espero que os pueda ser de utilidad en caso necesario.

Xerrada Drets dels menors

Anuncios